viernes, 20 de abril de 2012

Relato : De compras



Hoy he ido de compras con mi Ama, y ha sido toda una experiencia, y espero comprar de nuevo con mi Ama.

Habíamos quedado en su casa, nada más llegar, me dice

-         Vete a la habitación y quitate toda la ropa.

Yo enseguida me fui a la habitación y me desnude, a mi me extrañaba, porque nunca es tan directa, pero yo siempre estoy dispuesta para ella. Cuando entro llevaba algo en las manos.

-         -Ponte al final de la cama, boca arriba y con las piernas abiertas. - Mientras me lo decía tenia una sonrisita en la cara.
-          Si Ama.

Me coloque enseguida, bien abierta de piernas, lo máximo que podía. no vi lo que tenia en las manos, ella se arrodillo delante mía, estaba algo nerviosa por no saber lo que era, pero relajada, porque mi ama no me haría nada malo, de repente sentí un liquido frió por mis partes y los dedos de mi ama adentro, levante la cabeza y enseguida

-         No te he dicho que levantaras la cabeza. – Me tumbe de nuevo
-         Perdone Ama.

sentí como meneaba sus dedos circularmente, en un momento me puso a tono, me saco los dedos y me introdujo algo, y lo metió con el dedo, luego otra cosa mas, he hizo lo mismo y por ultimo otra cosa mas, luego sentí como si algo me pusiera encima del clítoris.

Ella se levanto y tenía como una especie de mandos en la mano y algo mas en la otra.

-         Levántate.
-         Si Ama.- Yo enseguida me levante.

Estaba súper excitada, de lo que me había hecho, me puse delante de ella, tenia dos mariposas, me las coloco en los pezones, yo estaba quieta, para recibir la siguiente orden, pero cogió los mandos uno con cada mano y les dio al boton, lo que tuviera dentro, empezó a vibrar con una fuerza impresionante, las mariposas también y lo que tuviera en el clítoris también,, todo mi cuerpo estaba ardiendo, y como siguiera así, me correría seguro, pero paro.

-         Veo que ya estas preparada para ir de compras
-         Ama le puedo preguntar una cosa
-         Si, pregunta
-         ¿Que tengo adentro?
-         Te he metido dos bolas chinas y entre ellas una bola vibratoria, en el clítoris y en los pezones llevas una mariposa, todos son inalámbricos, te he puesto a tono y durante el día de hoy vas a estar caliente y voy a controlarlo yo, ¿te parece bien?
-         Mi deseo y placer le pertenecen mi Ama, puede hacer lo que mas le guste.
-         Pues vámonos y recuerda tener la vagina contraída para que no se te caigan, sino recibirás un castigo, esta claro?
-         Si mi Ama.

Nos fuimos a las rebajas, entre toda la muchedumbre, yo ayudaba a mi Ama a mirar cosas y  a sujetarle las cosas, pero vez en cuando apretaba los mandos y todo mi cuerpo temblaba de placer, pero me tenia que contener para que no delatarme delante de tanta gente, aparte estaba tan excitada que estaba empapada, con lo cual tenia que apretar fuerte la vagina, para que no se me cayeran y eso hacia que lo sintiera mas fuerte, aunque no era tan fuerte como cuando me lo hizo por primera vez, supongo que tendría deferentes niveles, y me ponía el mas bajo, para mantenerme caliente todo el rato, pero sin dejarme correr.

Estuvimos como unas tres horas dando vueltas por varias tiendas, a mi ya me temblaban las piernas y había veces que me tenia que coger a la pared, porque estaba apunto de gritar de placer, pero me contenía, cuando miraba a mi Ama mientras apretaba el botón, le veía con una mirada de satisfacción, se que eso le excita, tenerme excitada y cuanto mas rato mejor, no le gusta que me corra pronto y si sucede me castiga haciendo que me corra durante mucho tiempo y sin descanso, le gusta que mi cuerpo arda.

De repente fuimos a una tienda y se acerco un hombre a pedirme la hora, en ese momento mi Ama toco los botones y mi cuerpo ya casi no podía mas,  mis piernas no reaccionaron y me caí de rodillas delante del hombre, él muy cordial me intento ayudar, pero mi Ama no lo apagaba y se que lo hacia para ver si me contenía delante de el, así que le dije.

-         Muchas gracias, es que me ha sentado mal algo, será mejor que vaya al baño

Me fui directa a mi Ama, que no estaba muy lejos de mí.

Ama puedo ir al baño?
Vamos las dos

En ese momento apago los mandos y me relaje un poco, ya que estaba apunto de gritar, mi cuerpo ya no podía mas, mi Ama entro conmigo en el baño y al ver que tenia todo el pantalón entre piernas mojado, introdujo su mano, la saco y empezó a lamerse los dedos.

Nos vamos a casa, ahora si que estas en el punto que yo quería.
Si Ama

Nos fuimos para la casa, por suerte no se me veía lo mojado a no ser que me levantara el Jersey, ya que llevaba uno que me era súper largo, durante el trayecto de regreso solo me lo encendió dos veces pero de corto tiempo, seria para no apagarme, tenia la excitación al máximo.

Cuando llegamos a su casa.

Ves a la habitación, desnúdate y ponte como antes.
Si Ama

me coloque enseguida al final de la cama, abierta de piernas como antes, pero tenia toda la entrepierna empapada de mi propio flujo, y tenia que hacer fuerza porque estaban apunto de salírseme las bolas, de lo mojado que lo tenia por dentro. Mi ama apareció con una camiseta y unas bragas, se arrodillo delante y me metió los dedos

-         Buena chica siguen aquí, así que te daré una recompensa.
-         Gracias mi ama.
-         Pero que no se te caigan hasta que yo te diga, levántate
-         Si Ama.

Me levante y se sentó ella, se abrió de piernas, me indico con la mano que me pusiera a 4 patas, y que podría comérselo, es la mejor recompensa que podría darme, empecé a lamerle por encima de las bragas que las tenia empapada, sabia que todo lo que había hecho, le excitaba como a mi, se bajo un lateral de la braga, eso significaba que se las podía quitar y contemplar lo que mas deseaba yo.

Puedes correrte todas las veces que quieras, hasta que yo diga que pares de lamer.
Si ama gracias por este regalo.

En cuanto empecé a lamer, toco los botones al máximo, todo mi cuerpo ya estaba apunto de explotar y lo hizo, una vez otra y otra, mi Ama se que se corría, ya que su flujo salía con mas ansia, pero yo no paraba de lamer, y sentir como su flujo entraba por mi garganta, mi Ama estaba entrando en mi.

No se cuanto tiempo estuvimos así, pero por lo menos una hora seguro, lo bueno es que no estaba cansada y quería mas, sentía los gemidos de mi Ama y ella sentía los míos cuando también me corría, pero de repente no lo pude evitar y se me salieron y mi Ama se dio cuenta.

Sabes lo que significa que se te hayan caído.
Si Ama, y recibiré el castigo que usted crea conveniente.

Abrió el cajón de la mesita y se saco el arnés doble, es un arnés que ella también tiene metido un consolador y hay otro afuera para mi, asi el placer es para las dos, es su arnés favorita, me ato las manos y las engancho a la cabecera de la cama, me quito las mariposas de los pezones y me coloco las pinzas con la cadena, una cadena larga.

Yo como ya sabia lo que iba a hacer me abrí bien de piernas, mi Ama no tenia que decirme las cosas ya sabia lo que tenia que hacer, así que se pudo delante de mi y me lo introdujo suavemente, y cojió con la boca la cadena y estiro, yo en ese momento solo quería mas y mas, así que mi Ama escuchando mis gemidos empezó mas fuerte y mas fuerte, y perdí la cuenta de las veces que nos habíamos corrido las dos, aun tenia la mariposa en el clítoris y la tenia a máxima velocidad, así que no me pude aguantar y me mee encima, pero por suerte a mi Ama no le importa, porque sabe que cuando me  meo es porque ya estoy en lo mas alto de mi excitación.

Cuando mi Ama paro, me quito la mariposa, me quito las pinzas, me soltó las manos, me seco lo que me había mojado y me puso una toalla debajo, ella se quito el arnés y cojió una manta, para taparnos y me abrazo, le encanta sentir mi latido del corazón cuando terminamos.
Cuando llegamos a su casa eran las dos del medio día, cuando paramos mire por la ventana, el cielo ya estaba oscureciendo, así que me abrace a mi Ama deseando que no pasara el tiempo, no quisiera estar en otro sitio, solo entre sus brazos, ella se quedo un poco dormida así que descanse yo también, una vez abrí los ojos, ella no estaba a mi lado, pero escuche unos ruidos fuera, era ella preparando algo de cena para las dos.

-         Ama le puedo ayudar en algo.
-         No tranquila, duchate aun tienes caliente el baño, me acabo de duchar y date prisa, que la cena ya esta casi.
-         Si Ama.
-         Ahora no soy tu Ama soy tu amiga – Me guiño un ojo.
-         Esta bien, ahora mismo salgo.

Tengo creo que la mejor Ama que podría desear, ya que también es mi mejor amiga y sabemos separar una cosa de la otra, espero nunca separarme de ella, he cenado con ella y nos hemos reído mucho recordando las cosas del día, Ya por la noche me acerco hasta mi casa.

-         La semana que viene me gustaría ir de compras ¿te vienes?
-         Si es como el de hoy, cuenta conmigo.
-         Pero si te parece bien, podríamos ir el viernes y así te quedas a pasar el fin de semana conmigo, ¿que te parece?
-         Pero con una condición.
-         Dime
-         Que durante el fin de semana, seguiré siendo tu sumisa, y jugaras conmigo varias veces- de su cara salia una sonrisa.
-         Te espero el viernes – Y se fue sacando la mano por la ventana y diciéndome adiós.

Ya estoy deseando que llegue el viernes……..


13 comentarios:

  1. Ma-ra-vi-llo-so! Una situación muy morbosa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. http://2.bp.blogspot.com/-OnqoCWBcRkY/TZh5nHg5uCI/AAAAAAAAE0o/Ooafv6Njpn4/s1600/FelizFindeSemana1.gif

    Un cálido beso y un eterno abrazo con el mayor de mis respetos hacia Usted Sra AVO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchísimas gracias dulce Llum,
      es una imagen muy bonita ;P

      que disfrutes del la semana

      Una palmadita dulce

      Eliminar
  3. Genial, este relato lo has subido hace mucho así que deben de haber pasado de compras muchas veces..... uhmmm,,

    Felicidades, si que me elevo la temperatura corporal esta vivencia.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo a medias la continuación,
      me alegra que te gustara y si
      que han hecho un par de compras mas.

      un cachetito dulce

      Eliminar
  4. sos el sueño de cualquier sumisa...

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado. Delicado y brutal al tiempo

    ResponderEliminar
  6. Sabes AVO, tanto a mi como a bellafea nos ha encantado este relato... Con tanto morbo cualquiera se resiste. Y la verdad, en cuanto le quitar el morbo a esto, la cosa pierde mucho.

    ResponderEliminar
  7. Me encantó el relato, han pasado tres años desde que lo subiste pero yo recién lo descubro. Muy excitante!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustara, algún día lo continuare.

      Eliminar
    2. Sería bueno que lo hicieras, me gustaría mucho. Soy sólo una curiosa en estos asuntos, pero no dudo que en algún momento lo lleve a cabo....aunque digan que la curiosidad mató al gato, yo digo que murió contento!! Saludos!

      Eliminar
  8. Muy bueno la verdad es que habéis tenido grandes corridas .

    ResponderEliminar