miércoles, 3 de octubre de 2012

Libertad con collar (Capitulo 01)


Capitulo 01 

La conocí un día que iba un poco bebido y no paraba de meterme con la gente, estábamos celebrando el cumpleaños de un amigo, íbamos de bar en bar, si veíamos a una persona con algún defecto, nos metíamos con el, que era una persona de otra raza igual, estábamos para nosotros pasándolo bien, pero para los demás éramos unos capullos sin mente o por lo menos eso me dijo una mujer, que la insultaba por estar algo subida de peso, ahora reconozco que hice mal, pero en aquel entonces no lo pensaba.

Entramos en un local a comer algo, había parejitas haciéndose carantoñas, un grupito de chicas que nos empezamos a meter con ellas

-         Que chicas, que no tenéis un buen rabo que os haga caso.
-         No, seguro que son lesbianas que se la comen una a las otras.
-         Seguro que ningún tío las quiere mas que para un polvo


No recuerdo quien dijo que, pero dijimos mas cosas que no me acuerdo bien, pero las rodeamos los cuatro, recuerdo que al final habían dos mujeres, cuando de repente no se que paso, pero empezamos a recibir como latigazos, no recuerdo por donde venían, pero de repente, me encontré de rodillas en mitad del pasillo, cuando sentí que algo me hacia levantar mi barbilla, era la mujer del fondo y tenia una fusta telescópica de metal en la mano, mire un poco a los lados y mis amigos estaban por los suelos.

Me dolía todo el cuerpo, pero no me atrevía a decir nada, sus ojos me producían respeto y en mi interior reconocía que habíamos hecho mal y nos lo merecíamos

-         Has sido un perro muy malo, así que pídeles perdón, Ahora y con educación – Su voz era firme y segura, con la fusta me iba dando toquecitos subes en la bardilla.
-         Espero que me perdonen.

Nunca había pedido perdón a nadie al que hubiera dicho algo, ni se me había pasado por la mente, pero lo dije sin pensarlo mucho y no por miedo a ella, sino creo que por respeto, era la única mujer que me producía ese respeto; la mujer que le acompañaba se acerco por detrás de ella

-         Mi Ama le llaman por teléfono, ¿les digo algo? – Mientras se lo decía, agachaba la cabeza en señal de servidumbre
-         Ahora estoy ocupada, luego les llamo, recoge nuestras cosas que nos vamos.

La mujer se fue a coger las cosas y regreso pronto, la fusta me la quito de la barbilla y la menguo pero no se quito de delante de mí, sus ojos seguían fijos en mí,

-         Ten respeto por las demás personas, sino nadie te tendrá respeto a ti.

Esas fueron las únicas palabras que me dijo antes de irse y han sido las que mas recuerdo en mi mente, cuando ella se fue no me levante rápido me quede sin darme cuenta un rato pensando cuando uno de mis amigos me empezó a levantar y me decía si la conocía y quien era esa mujer, salimos del local y nos fuimos a nuestras casas.

Una mujer nos había humillado delante de la gente, era el tema de conversación por la mañana, uno decía que había que darle una lección, otro que había que hacer algo, que las cosas no podían quedarse así, pero yo solo pensaba que mujer, que ojos, ¿quien será? Le llamo Ama, ¿eso es que es de Sadomasoquismo? Tenía una mujer a sus órdenes, ¿Eso es que es lesbiana o que le gustan los dos sexos? Solo tenia preguntas y a esa mujer en la cabeza.

Ese fin de semana estábamos en una casa de campo celebrando el cumpleaños y pensábamos quedarnos algunos días mas, pero decían de salir a buscar a esa zorra, yo quería salir, pero a buscar a esa mujer, pero a la vez tenia miedo, porque mis amigos estaban enfadados, de echo no querían beber para estar mas sobrios por si la encontrábamos y no quería que pasara nada, lo que quería era defenderla y encontrarla , me sentía raro, por suerte la noche anterior no les dio tiempo a ver su cara bien, fui el único que recuerda como era, pero me hacia el despistado y les recordaba que estaba muy bebido y no recordaba bien su cara, mas o menos se lo tragaron, pero aun así salimos esa noche.

Fuimos al local haber si la recordaban, por suerte los chicos que estaban esa noche trabajando, no fueron los mismos que la noche anterior, mis amigos no paraban de decirme, si me pasaba algo, que me notaban raro y pensaban que era el que mas me dolió la humillación, ni mucho menos, en mi interior reconocía que me merecía esa humillación, que hice mal y aun lo sigo pensando.

Después de varias horas de aquí para allá, la vi, estaba con un grupo de gente, en una mesa grande habían unas veinte  personas, pero ella destacaba sobre los demás, también estaba la otra mujer a su lado, pero fingí no haberlas visto, mis amigos no lo tenían que saber y por suerte ya se les estaba calmando y estaban bebiendo de nuevo, yo me coloque delante de ellas, cuando uno de mis amigos de mijo que miraba, yo solo le comente, que en esa mesa, había una chica guapa, no le dije quien.

Estábamos en un restaurante cenando y mis amigos decían de seguir la fiesta en otro sitio, yo les dije que vale, cuando salimos apunto de montar en el coche, les dije que me había dejado el móvil en la mesa y era cierto lo había dejado aposta, el coche estaba a unas cinco manzana, fui solo haber si tenia oportunidad de hablar con ella y así fue, cuando fui a entrar ella salía con el grupo, no se porque me puse de rodillas y la mire.

-         ¿Perdón pero podría hablar con usted? – Me salio sin pensarlo
-         Si eres el chico problemático de ayer, ¿que quieres algo?
-         Así que es este uno de los chicos de ayer, que valor – Dijo uno de los hombres

Los hombres del grupo se acercaron, pero ella levanto la mano en señal de que ella se ocupaba y eso me tranquilizo.

-         Vengo a pedirle perdón por mi comportamiento de ayer
-         Es bueno reconocer los errores, pero espero que no lo hagas mas – en ese momento sentí su mano en mi barbilla, era calida y dulce
-         No señora – cerré los ojos para sentirla mas
-         Que tengas una buena noche, ya nos veremos – Retiro su mano
-         Por favor, cuando podría verla – No se porque solté eso, pero las demás personas del grupo se reían un poco, me estaba humillando pero no me importaba.
-         Veras yo no soy de aquí y además lo siento pero no me gustan los hombres, soy lesbiana, para mi los hombres son solo amigos o útiles – Mientras me lo decía, tenia una dulce sonrisa – Lo siento.

No supe que contestar y la vi alejarse, se que se fueron hablando de mi, me había humillado delante de todos y ellos sabían que ella era lesbiana y que no tenia nada que hacer por eso se reían, pero no me dolió mi parte masculina, de que ella no querría saber nada de mi por ser un hombre, me dolió el que ya no la vería mas.

Entre en el local y recogí el móvil, cuando regrese con mis amigos, les dije que me sentía mal, que a lo mejor la cena me sentó mal y me llevaron a casa, compraron bebido y la fiesta continuo en casa, yo me fui a la cama, no tenia ganas de fiesta, única me había sentido tan mal, solo pensaba en ella, en ella y en ella, que me estaba pasando, solo le había visto una vez y encima me dio una paliza y me humillo, ¿porque pienso tanto en ella?

Pasaron los días y ya regrese al trabajo, soy abogado y ese día había quedado con un nuevo cliente, todo fue bien, y de hecho el cliente estaba satisfecho con que yo fuera su abogado, mis socios estaban muy contentos por el nuevo cliente, cuando nos quedamos solos, me dijo el porque me había dicho que si.

-         Tu eras el chico que ayer se arrodillo delante de AVO, espero que mis asuntos oscuros sepas llevarlos con la mayor discreción – Me conocía, seria uno de los que estaba en el grupo de ella.
-         ¿Como dice que se llama ella? – Mis ojos se abrieron como platos
-         ¿Cómo es que no sabes, quien es? – El hombre me miro alucinado - Es Ama Vainilla Oscura, pero si ayer……..

Al ver la cara que puso, le conté todo lo que había pasado y como la había conocido, el durante un rato se reía, ya que yo no sabia nada del mundillo del BDSM y me comporte esa noche como si supiera algo, le dije que sabia que ella no quería nada con migo como hombre, pero que quería estar con ella, me contó que estaba casada con su sumisa, que no era partidaria de tener sumiso, pero que tenia una mazmorra en Valencia y que tenia sumisos y sumisas para otros Amos, que si estaba interesado, podría hablar con ella.

En ese momento no sabia que decir, se había hablado tanto del Sadomasoquismo por la tele que tenia algo de miedo, pero a la vez quería saber de ella, le comente que por favor le diera mi email y el me comento que las Amas no te escriben para decirte que quieren saber de ti, que era yo el que si quería saber algo de ella tenia que escribirle, con educación y respeto, me comento que ella es del estilo medieval y victoriano, que le gustaba la servidumbre, que se comportaran como criados y que la cuidaran como una princesa, que le gustaba la dominación mental, que la física era muy poca la que usaba y que solo cosas sexuales las tenia con su sumisa, ninguna otra aunque se la cedieran.

En ese momento me vino a la mente esos hombres que estaban toda su vida sirviendo a su señora, jefa o dueña, que había veces que se enamoraban de ellas, pero solo con el mero hecho de servirla y de estar a su lado para cuando ella le necesitaba eran los hombres mas felices, nunca lo comprendí, pensaba que esos hombres no podían vivir bien, ya que ver como su señora se casaba, tenia hijos, amantes y no ser ellos, pero seguían a su lado, seguían siéndoles fiel y ahora casi lo entendía.

El me dijo que me pensara bien las cosas, que si tenia preguntas o querría que le pasara su email, le dijera algo, ya que el tenia que también pedirle permiso a ella, para dar su email a alguien, en ese momento no solo nos hicimos cliente y abogado, sino  amigos a fecha de hoy.

Estuvimos hablando no sólo de cosas de trabajo, sino de cosas del mundillo y al cabo de una semana le pedí su email y él ya se había adelantado, le había hablado de mi y ella le dio su permiso, eso para mi fue como un regalo, el poder escribirle, el decir lo que sentía, que la tenia en la mente y en el corazón, sabia que no tendría futuro como pareja con ella, sabia que no tendría sexo con ella, pero sabia que quería estar a su lado y cuidarla, servirla y adorarla.

Continuara…………

PD: Este escrito esta basado en hechos reales que me pasaron con mi exsumiso y algún toke de fantasía  la pregunta seria ¿que es fantasía y que realidad?

12 comentarios:

  1. Bueno, bueno este relato promete dicen que un buen sumiso es aquel que da lo mejor de si mismo olvidando su propio pudor, me alegra saber quea algunos irrespetuosos se les bajen los humos de una manera correcta y algo cruel, porque si son crueles lo mejor es darles a beber de su propia medicina, besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste esa parte, ya que es la que mas recuerdo con mas datos y me alegra que así fuera

      Un azotito dulce

      Eliminar
  2. ESTA MUY BIEN ESTA HISTORIA,,, SOBRE TODO LO DE LA LECCIÓN QUE SE HAN LLEVADO, ASI APRENDERAN A RESPETAR A LOS DEMAS....
    UN BESAZO GATITA OSCURA!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay me pase un poco, solo fueron 2, pero así parezco mas fuerte :P pero admito que si no llegan a estar borrachos a lo mejor no puedo con dos ;)

      Lametones dulces

      Eliminar
  3. Quiza el relato parece una historia poco frecuente pero rezumza veracidad.
    No me perderé ningún capitulo.

    Mis respetos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te puedo asegurar que por ahora, excepto que dige que eran 4 y solo eran 2, todo es verdad.

      Un azotito

      Eliminar
  4. Si lo has vivido así en su esencia, es bueno porque te pones a la altura que te corresponde, a sus pies, sometido, a su disposición; aunque ella no te tenga realmente, sí te posee emocionalmente y eso es bastante ya. Si así te aceptas mejor que mejor; felicitaciones por pedir perdón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad sea dicha si no me llega a pedir perdon y mas de rodillas, no le hubiera hecho el menor caso esa noche y no le hubiera dado permiso para escribirme

      Azotitos

      Eliminar
  5. Buf!!!! Ya me tienes enganchada....quiero más!!!! Saber cómo es AVO (jiji) y como evoluciona el abogado sumiso...umm...


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que mala eres, sabes que se demasiado de Avo XDDD sabes que soy yo, y de mi exsumiso, aun te tengo que contar mas cosas ;)

      Azotitos dulces para mi gatita

      Eliminar
  6. La fantasía es la facultad de realizar ideales de forma sensible, la realidad aunque dicen que es enemiga de la fantasía como su opuesta no siempre fue así, para nuestros antepasados la fuerza de los ideales era tangible. Aunque nadie lo crea si sometes a tus ideales en la frontera de lo sensible y lo tangible terminaran por ser ciertos. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de a cuerdo contigo, es como con julio verner, que escribió muchas en aquella época fantasías y muchas se han hecho realidad.

      Saludos y bienvenido a mi mazmorra

      Eliminar