lunes, 18 de agosto de 2014

Dominación a la carta


Ayer estuve hablando con un sumiso que me contaba unas historias muy curiosas, que me hace pensar en muchas cosas, ya que por la crisis, hay muchas personas que se autodenominan Dominantes y se ponen anuncios con unas imágenes demasiado eróticas casi pornográficas y con un texto que pone " Haré tus sueños realidad" y sinceramente estos anuncios me parecen mas de prostitutas vestidas con ropa llamativa a los ojos de los hombres y con toques de Sado.

Yo no veo dominación en estas sesiones, ya que si el sumiso te dice que quiere que le hagas es cada sesión, la que va de dominante pasa a ser sumisa del cliente, ya que ella no decide y no domina la sesión, lo bonito y lo excitante de las sesiones es no saber lo que pasa.

Para mi una sesión ,aunque sea de pago, es aquella en la que el sumiso, sólo dice sus fetiches y sus límites, la dómina recuerda las palabras claves y a partir de ese momento se empieza con el protocolo, ya  que el sumiso no tiene opinión , ni voto,a no ser que la domina lo permita, la dominante decide qué hacer  y qué no hacer. En una sesión no tiene porque haber sexo a no ser que el dominante quiera y esté dentro de sus fetiches, pero también si dentro de ellos, esta el transformismo y adoración a los pies, una simple sesión puede ser, que él esté vestido de doncella y que le de un baño a los pies de la dómina muy lentamente con un masaje al final, también si le gusta que le traten como un perro y la jaula, una sesión puede ser un paseo por la habitación o una clase de entrenamiento y luego estar encerrado en una jaula, mientras la dómina está sentada al lado, contemplándole.

El sumiso con el que hablé, me contó que él fue a una dómina de pago, y ella le dijo, que quieres que te haga, te ato, te doy con la fusta, a él le gusta el transformismo y nada físico, no sabia que decir y se fue, pero lo intentó con otra y le pasó más o menos lo mismo, hasta hablando con una por teléfono, también le decía que ella hacia lo que el quisiera, el pobre esta desilusionado, no encuentra a una verdadera dómina, sino a prostitutas, con un látigo, dispuestas a hacer lo que el sumiso les pida, y les dirán lo que ellos le digan, eso es como hacer tu propia dómina a la carta y que salga a tu gusto.

Está claro que hay muchos fetiches y muchas clases de dominación, pero soy de la manera de pensar, que si una dómina hace lo que el sumiso quiere en la sesión, esa dómina se hace sumisa.



6 comentarios:

  1. PUES REALMENTE TIENES TODA LA RAZÓN.
    UN BESAZO AVO!!!

    ResponderEliminar
  2. Vaya, me ha encantado como lo ves, supongo
    porque tienes una gran experiencia, yo tengo
    mucha confusión en este tema y a veces más
    investigo más duda tengo.

    Comparto lo que dices y veo un poco de luz en este tema.

    Un placer la visita
    saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cielo,

      las confusiones se aclaran con preguntas, así que no dudesen preguntar y te responderé encantada

      Un placer tenerte por mi blog

      Un saludo

      Eliminar
  3. Paga o no paga, la mentira no deja de ser mentira porque se vista como se vista.
    Asco y pena.
    Y terrible realidad, para rematar...

    ResponderEliminar
  4. beautiful blog kisses albert

    ResponderEliminar