jueves, 3 de diciembre de 2015

Carta a Alma 02




Hola Alma

Las cosas por aquí van muy bien, Luz es una buena chica, algo despistada, algo torpe, pero con paciencia, llegará a ser una buena secretaria, aunque sé que tengo que tener paciencia,cosa que ,por suerte, tengo en bastante cantidad..

Te sigo contando lo que pasó. Después de 2 semanas, cuando le estaba dictando una carta, noté que ceñía un poco los ojos, parecía que le costara leer. Mi intuición no me engaño, se lo dije -”Te pasa algo en la vista”- ella avergonzada bajó la cabeza y se quedó callada, al cabo de un rato contestó -”No se preocupe, aunque vea algo mal, puedo hacer mi trabajo ,se lo aseguro”- Yo me quede sorprendida:su cara lo decía todo,  temía que había pasado algo.Al final se lo saqué, resulta que el anterior jefe, le dijo que si no veía bien, que no le servía y que fuera a la de Recursos Humanos, que no quería a una cegata y con el anterior a ése, más de lo mismo. Ella le pidió una mañana para ir al oculista, pero le dijo que lo hiciera en su tiempo libre, que como lo hiciera  en horario laboral, la tiraría, porque utilizaba horario de la empresa para algo personal, y resulta que al día siguiente se le estropeó el coche, llegó tarde y el jefe dijo que la había desobedecido y sin escuchar explicación alguna, la mandó a Recursos Humanos. Como comprenderás ,eso me hizo pensar en la cantidad de malas personas que tenemos en la empresa.

Como era temprano y ese dia era de los tranquilos, decidí llamar a un amigo que tenía una óptica y le pedí que si nos podía atender ese mismo día.Por suerte, tenía un hueco de una anulación, así que ,sin decirle nada, le pedí a luz, que cogiera sus cosas que hoy nos íbamos a hacer unos recados.Como tenía que hacer unas llamadas aunque no estuviera en el despacho, le pedí a Luz que condujera, porque que de lejos ve bien, es más de cerca su problema.Fuimos a unas cosas que tenía por la empresa, y luego  a la Óptica. Ella no sabía nada y entró conmigo, como si nada, pero cuando le dije a mi amigo - “ Hola Franc, aquí estamos, como te comenté, quiero que le mires la vista” - ella se quedo parada, como si la cosa no fuera con ella y al ver que el óptico le indicaba que pasara, me miró - “ ¿Voy yo ?”- yo sólo le hice un gesto con la mano, indicandola que pasara, en ese momento recibí una llamada y le comenté a mi amigo - “ Franc estoy afuera, cuidamela bien “- Yo hice un par de gestiones mientras; no queria desaprovechar el dia y a mÍ sin hacer nada , la espera se me hace más larga. Cuando salieron,mi amigo me comentó - “ Esta chica tiene una perdida de vista, tiene que cambiarse las gafas”- Yo le respondí, que cuándo podrían estar y me dijo que en 2 horas estarían, así que le dije que sí.Luz estaba como sin palabra, cuando me giré y le dije -” Bueno vamos a hacerte las gafas, necesito que veas bien, a lo mejor es por eso que tardas tanto y eres un poco torpe “- ,se me puso a llorar y soltar alguna palabra -” Gracias señora, por preocuparse por mi, pero no quiero molestar”- Me rei un poco y me giré a mi amigo _” Franc miramos la montura, quiero que sea moderna y que las patillas se abran , así sufren menos y de titanio que pesa menos”-.Nos enseñó varios modelos, me hizo gracia el cómo los miraba, el ver las bonitas monturas que eran, no sabía cual escoger y me miraba con ojitos, como si no supiera decidir -” son muchas monturas y te verias  mejor y más joven, las que llevas son algo toscas y no te favorecen mucho”- .-” Señora me podría ayudar a elegir, es que son varias las que me gustan , pero no sé cuál me sienta mejor “-. Entonces empezamos el pase de gafas, fue muy divertido.Al final nos gustó a las 2 unas con los cristales al aire ,con  patillas de color plata, muy bonitas, en las que se podían ver sus ojos marrones.

Para esperar las 2 horas y como ya era hora de comer, nos fuimos a un buffet libre que no estaba lejos, (sabes que me encantan, porque soy una persona exigente y así escojo yo lo que quiero y veo cómo me lo hacen, aparte de poder comer todo lo que me apetezca).Ella nunca había ido a un buffet, la cara que puso al  ver tantas cosas y tan variadas, fue impresionante.Tenía miedo de coger mucho y a la vez quería comer de todo, era como una niña, me encantó.
Otra cosa que me gustó, es que salía de ella el decirme que si quería algo más y me servía lo que yo quisiera e iba ella a por las cosas.

Fuimos a recoger las gafas y al despacho, teníamos mucho que hacer.
Cada vez que la veo, tengo más ganas de que sea mi sumisa.
No quiero forzar las cosas, pero mi corazón ve a Luz como mi sumisa.

Me tengo que ir, luego que te contaré qué más pasó.
Saludos con azotitos
AVO

No hay comentarios:

Publicar un comentario